Ropa interior de hombre

12
12

 

La historia de la ropa interior masculina

La historia de la ropa interior masculina se remonta a los tiempos bíblicos, cuando Adán y Eva, después de probar una manzana de un árbol prohibido, atados por la presencia de Dios, se han cubierto con hojas de higuera. Cabe señalar que desde que el hombre aprendió a cazar animales salvajes, también comenzó a utilizar su piel como su tapadera. Las pieles fueron cortadas y cosidas para adaptarse al cuerpo y dar el máximo de calor. En 1991, en el glaciar de los Alpes tiroleses, se descubrió un cuerpo de hombre bien preservado de hace 5.300 años, que llevaba un lomo de cuero que le cubría los muslos. Al observar el arte conservado del antiguo Egipto, se puede ver que los faraones usaban trabillas de tela en sus caderas.

El corte y la apariencia de la ropa interior dependía en gran medida del clima, el medio ambiente y la cultura. En un ambiente cálido, la ropa interior era utilizada principalmente por soldados que necesitaban proteger las partes delicadas del cuerpo de la armadura de metal pesado. Por eso, en la antigua Roma, los legionarios usaban pantalones cortos que llegaban a las rodillas hechas de tela. Se trataba principalmente de mejorar la comodidad de llevar una armadura para minimizar el riesgo de abrasión. En la Edad Media, la ropa interior de los hombres era más extensa. Era una camisa blanca de lino con mangas largas y pantalones sueltos, largos, también de lino, atados a la cintura. Con el tiempo, en el siglo XV, estos pantalones cortos se acortaron gradualmente y se volvieron más adecuados.

En la ropa interior masculina, el punto de inflexión ocurrió solo en el siglo XVIII junto con el desarrollo industrial, lo que permitió la producción en masa. El principal centro de producción fue América. En ese momento, una moda para calzoncillos de lona o franela apareció en un ambiente burgués. A principios del siglo XIX, apareció el "pijama" de los hombres: largas piernas unidas con una parte superior abrochada con botones desde la entrepierna hasta el cuello. A principios del siglo XX las plantas americanas de P.H. Hanes Knitting Company ha modificado las "arañas" anteriores mediante la adición de puntales en la parte delantera y solapas desmontables en las nalgas. A la misma edad, la ropa interior de lencería apareció en la producción de ropa interior, lo que facilitó mucho la coincidencia del corte. En 1925, en Francia, la palabra "slip" se usó por primera vez, lo que significa "deslizarse" en el contexto de pantalones de punto cortos. En 1930, la empresa estadounidense Coopers Incorporation lanzó un nuevo modelo de ropa interior para hombres llamado Jockey - briefs, en versión corta y larga, con la parte frontal en forma de letra "Y" invertida. Pronto dominaron el mercado.

En el período de entreguerras en los Estados Unidos, junto con la creciente popularidad del boxeo, el éxito ganó ropa interior que recuerda a sus pantalones anchos, pantalones cortos sueltos, con una amplia banda elástica, que no obstaculizó los movimientos de los atletas. De ahí su nombre - boxeadores.

Hoy en día, la cantidad de cortes y materiales utilizados para fabricar ropa interior masculina parece ser infinita. En el siglo XXI, la cantidad de actividad, el modo de trabajo y las preferencias personales hacen que los diseñadores se superen mutuamente en la creación de nuevos modelos, gracias a lo cual el consumidor tiene muchas posibilidades de elegir su corte favorito.

Tipos de ropa interior para hombres

Los calzoncillos, que se consideran muy cómodos, están hechos de materiales blandos, no se adhieren al cuerpo, están sueltos. Su duración puede variar. Muy a menudo los hombres tratan este tipo de ropa interior como un cómodo pijama. No recomendamos este tipo de ropa interior a los hombres que les gusta usar pantalones en los que se pueda distinguir este tipo de ropa interior. También debe recordar que los calzoncillos acortan ópticamente las piernas.

Un modelo de ropa interior masculina muy a menudo elegido son los calzoncillos ajustados. Son un compromiso entre los calzoncillos clásicos y los calzoncillos sueltos. Están hechos de materiales blandos y garantizan que no restrinjan el movimiento. Cuando usa pantalones más delgados o más ajustados, los hombres no tienen que preocuparse por pliegues de material como los calzoncillos sueltos. Con este tipo de ropa interior, tenga en cuenta que acorta ópticamente las piernas, por lo que recomendamos ropa interior ajustada para los hombres altos.

Los luchadores son a su vez un modelo que combina las características de calzoncillos ajustados y calzoncillos clásicos. Para la mayoría de los usuarios, este tipo de ropa interior se asocia principalmente con el encanto de la década de 1940. Debe decirse que no todos los hombres pueden permitirse usar este tipo de ropa. Lo recomendamos principalmente para hombres delgados que están bien construidos.

Los calzoncillos clásicos son ropa interior ajustada, fuertemente cortados en la parte delantera, que revelan los muslos. Popular principalmente en el círculo de hombres jóvenes. Hoy, los calzoncillos vuelven a la gracia, hechos de materiales blandos y flexibles, no se cortan en la ropa exterior y se adhieren bien al cuerpo. Este corte es ideal durante la actividad física. Parece que cada hombre se ve bien en ellos.

¿Cómo elegir la ropa interior?

La ropa interior bien ajustada y combinada es muy importante, pero a menudo es ignorada por muchos hombres. Desde la ropa interior comenzamos a completar nuestra apariencia cotidiana, por lo que es importante que esté bien elegida y se vea bien. Con ropa interior cómoda, nos sentimos mejor y más seguros: este tema no es solo sobre mujeres. Queremos convencerte de que cuidar esta prenda trae muchos beneficios. La conveniencia combinada con elegancia da un muy buen resultado.

La variedad de tipos de ropa interior para hombres permite que todos encuentren su modelo perfecto. Lo más importante es que la ropa interior no se adhiere, no causa incomodidad al usarla. La mala selección de ropa interior puede provocar abrasiones, chafa y otras consecuencias desagradables. Vale la pena invertir en buena ropa interior y disfrutar de la comodidad durante todo el día.

Debe recordar que el modelo elegido debe estar hecho de un material flexible y aireado. Es importante que el elástico cosido en la ropa interior no oprima. Las bragas con una cinta elástica ancha son una buena solución. El corte de la ropa interior debe ser elegido no solo para el gusto del hombre, sino también para el atuendo. No recomendamos usar calzoncillos sueltos para pantalones ajustados.
Exponer la ropa interior no es de buen gusto, pero puede suceder en actividades cotidianas, sin saberlo por completo. Por eso es importante asegurarse de que nuestra ropa interior se vea bien. Si usamos cosas oscuras, no recomendamos usar ropa interior contrastante. Causará que cuando su dobladillo tire accidentalmente sobre los pantalones, llamará la atención de inmediato, lo cual queremos evitar.

Para los caballeros que se preocupan por los detalles y no les gusta la rutina, recomendamos la ropa interior colorida que puede ser una diversión interesante en la vida cotidiana. Sin embargo, la ropa interior masculina de hoy en día se ha vuelto muy popular y de moda, que en lugar de una banda elástica clásica tiene una cinta flexible que le brinda más comodidad y se ve genial al mismo tiempo.

Los caballeros que les gusta usar pantalones de cintura alta no tienen que preocuparse por la cantidad de ropa interior. Los hombres a los que les gusta usar pantalones con una condición reducida deben a su vez elegir la ropa interior, que tiene su estado que llega a las caderas, ya que garantizará comodidad y comodidad en el uso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
pixel